PROLADES
PROGRAMA LATINOAMERICANO DE ESTUDIOS SOCIORRELIGIOSOS
Apartado 1524-2050, San Pedro, Costa Rica
Teléfono: 283-8300; Fax: 234-7682; E-mail: prolades@racsa.co.cr


SERIE DE PERFILES SOCIORRELIGIOSOS NACIONALES
SOBRE NUEVOS MOVIMIENTOS RELIGIOSOS (NMRs):
COSTA RICA


Satanismo y Exorcismos en Costa Rica

por Paula Sequeira Rovira

9 de octubre de 2003

1) Introducción

En relación al satanismo o la existencia de los demonios, en nuestra sociedad hay muchos puntos de vista encontrados.  Pues mientras para unos el diablo es una invención que sirve para mantener dominadas a las personas para que no pequen, para muchos otros el diablo es un ser poderoso y el enemigo número uno de Dios, que está constantemente tratando de que las personas caigan en tentación.

De cualquier manera, aunque se crea o no en Satanás, la práctica del satanismo es un fenómeno que no se puede negar hoy en día.  Alrededor del mundo hay muchas  iglesias satanistas como, por ejemplo, La Iglesia de Satanás en San Francisco de California, EUA.  En España hay más de 50 grupos satanistas identificados.

Como cualquier otra religión, el satanismo utiliza símbolos, textos y prácticas rituales que los diferencian de otros grupos. A continuación se describirán las creencias más importantes de estos grupos y se discutirá sobre los exorcismos o liberaciones que son temas que están relacionados con los demonios y que apasionan a muchas personas.

2) El Satanismo y Satanás

El satanismo es básicamente la adoración o culto que se le da a Satanás, quien es el diablo del cristianismo.  Ha sido central en el satanismo la idea de que la magia y milagros extraordinarios, si no eran efectaudos por Dios en respuesta a sus oraciones, tenían que ser realizados por el diablo. Satánas es conocido bajo diversos nombres, entre los que se destacan Lucifer, Belcebú, Astarot, Azasel, etc.

Según la tradición, Satanás era un ángel hermoso, quien se rebeló contra Dios pues quería ser todopoderoso.  Cuando él se reveló muchos otros ángeles se aliaron con él.  De acuerdo al Catecismo de la Iglesia Católica, en el artículo 391 (1992: 92), citando al Concilio de Letrán en el año de 1215, en un principio Satanás era bueno: “El diablo y los otros demonios fueron creados por Dios con una naturaleza buena pero ellos se hicieron a sí mismos malos.”

 Luego de una fuerte batalla, los ángeles de Dios ganaron y Satanás junto a los otros ángeles que se revelaron fueron mandados al infierno. Según los relatos populares Satanás es concebido como un ser astuto, mentiroso y seductor. Sin embargo el Catecismo de la Iglesia Católica dice, en el artículo 392, que a pesar de todo actuó libremente al separarse de Dios (Idem: 92-93).

La Escritura habla de un pecado de estos ángeles. Esta “caída” consiste en la elección libre de estos espíritus creados que rechazaron radical e irrevocablemente a Dios y a su Reino. Encontramos un reflejo de esta rebelión en las palabras del tentador a nuestros primeros padres: “Seréis como dioses” (Génesis 3:5).  El diablo es  “pecador desde el principio” (1 Juan 3:8), “padre de la mentira” (Juan 8:44).

Se le ha representado como diferentes animales; tal vez el más conocido es el de un “macho cabrío” o también el de “serpiente”. Además se le asigna y asocia con el número del 666.

2.1) Clases de satanismos

De acuerdo a la página del Internet http://religion-cults.com/Occult/Satanism/Satanism.htm
se especifican dos clases de satanismos, los cuales son:

1)      Aquellos que creen en que Satanás existe y que es una fuerza poderosa. Usan sacrificios de animales y de niños para sus sacrificios y para conseguir sus favores, y la Misa Negra es usada como su máximo rito.

2)    Aquellos que creen que Satanás no existe, pero es simplemente el símbolo o personificación de los deseos y apetitos carnales de los humanos, y lo tratan de imitar, con toda clase de pecados, placeres, mintiendo, robando, matando...

Además esta misma página especifica cuatro categorías de satanistas.  Ellas son:

1)      Grupo reservado o secreto de satanistas:  Ellos realmente creen que Satanás existe. Los “tradicionales” odian al cristianismo y celebran la Misa Negra donde en una copa beben sangre de animales o humanos sacrificados, como mímica de la Misa Católica. Para los “no tradicionales”, la sangre que beben no es necesariamente una parodia a la Misa Católica, sino para ser parte de la “energía de fuego” que la sangre da.

2)    Satanistas de la Iglesia Pública:  no son secretos, mantienen el culto abierto al público, basados más que nada en las escrituras de la Biblia Satánica de Anton Lavey. Ellos creen que Satanás es un fuerza simbólica.

3)    Pandillas Satánicas Jóvenes: pueden creer o no creer en la existencia de Satanás, pero el satanismo es un símbolo de rebelión contra cualquier autoridad. Para la mayoría, el interés en el satanismo es una moda pasajera influenciada por drogas, sexo y la música “heavy metal”, pero con serias consecuencias.

4)    Satanistas individuales: generalmente individuos perturbados, neuróticos o psicóticos.

También de acuerdo a Pilar Salarrullana de Verda, existe una gran diferencia entre las sectas satánicas y las sectas luciferinas (www.geocities.com/Athens/Agora/9184).  Para ella:

1)       Las sectas luciferinas son relativamente modernas, fueron heredadas y seguidoras de las doctrinas magusianas, egipcias y salomónicas. Como dios tienen a Lucifer. Son consideradas elitistas, racistas y ultraderechistas. Creen que Lucifer fue tratado injustamente, al igual que Prometeo, es símbolo de conocimiento y de sabiduría. Buscan poder, dinero e influencia sobre el mundo. Su rito principal es la “misa roja”. Sus seguidores son personas de dinero y de nivel educativo alto.

2)     Las sectas satanistas, sin embargo, son las herederas directas de la tradición brujeril de la Edad Media.  Su dios es Satán.  Son grupos pequeños, cerrados, con un nivel educativo bajo.  No buscan poder o dinero.

2.2) Motivos para pertencer a grupos satánicos

Como se dijo anteriormenete, el fenómeno de los grupos satánicos en nuestras sociedades se ha convertido en un fenómeno que no se puede negar. Para muchas personas pertener a un grupo de esta naturaleza puede parecer insólito, pero lo cierto es que se debe tratar en la medida de lo posible, de buscar diversas explicaciones científicas que permitan determinar el por qué le pueden interesar a ciertas personas ingresar en grupos como éste.

Guiseppe Ferrari establece algunos de las posibles motivaciones por las que distintas personas deciden realizar prácticas consideradas satánicas.  Entre ellas están (www.iveargentina.org/Foro_SAlfonso/articulos_ajenos/satanismo.htm):

1)      La convicción de obtener ventajas materiales de diverso tipo, incluso con perjuicio para otras personas.

2)    La voluntad de “contestar” a la sociedad de modo excéntrico y trasgresivo.

3)    Una morbosa atracción hacia lo pavoroso y horrendo, tal vez dictada por el deseo inconsciente de exorcizar los propios miedos.

4)    La respuesta violenta a traumas, a veces sufridos en la infancia.

5)    La adquisición de poderes particulares que se cree que puede obtenerse por medio de conocimientos ocultos y por la participación en determinados ritos.

6)    La satisfacción de desviaciones sexuales a través de experiencias inusuales, que tienen como base algo oscuro y ritual.

2.3) Historia de la Iglesia Satánica en los Estados Unidos de América

En 1966, Anton LaVey anunció el primer día del año de Satanás, marcado por la fundación de la Iglesia de Satanás, en San Francisco, California.  La creación de esa organización en una nación cristiana fue noticia en todo el mundo, pero LaVey, un antiguo ejecutor carnívoro, hizo buen uso de la publicidad de los eventos de la primera boda satánica y el primer funeral, pues su fotografía estaba en la primera página de los periódicos en los Estados Unidos de América.

LaVey escribió y compiló el texto básico de la Iglesia Satánica, llamada la Biblia Satánica, en el que se incluyen los principios básicos, los textos de los rituales e invocaciones y conjuros básicos. Además, entre los pensamientos de LaVey, él defendió la indulgencia a los sentidos, responsabilidad individual, la vida en el presente y la fortaleza del ego.

El ritual primario de dicha iglesia es la Misa Negra, que servía a las personas como un psico-drama, permitiéndoles vencer sus inhibiciones y seguir adelante con sus vidas. Según la Enciclopedia del Ocultismo y la Parapsicología (Encyclopedia of Occultism and Parapsychology), LaVey específicamente evitaba cualquier actividad ilegal y le decía a sus miembros que buscaran sus metas, pero que lo hicieran sin dañar a los otros.

El símbolo de esta iglesia se llama el “sello de Baphomet” o lo que es lo mismo, la cabeza de un chivo dentro de un pentáculo invertido, inscrito en un círculo con cinco letras hebreas en el extremo de cada punta y todo esto, a su vez, encerrado en otro círculo.

De tal forma, la Iglesia Satánica le dio al satanismo una nueva respetabilidad y LaVey atrajo a algunas celebridades a su organización; entre ellos su discípulo más famoso fue el cantante Afroamericano Sammy Davis Junior. Además es importantea decir que, LaVey apareció como el diablo en la película “El bebé de Rosemary”.

Durante los inicios de 1970, sin embargo, la iglesia pasó por un período de disturbio y muchos grupos “astillosos” aparecieron. A partir de la década de 1980, emergieron en los Estados Unidos de América denuncias de la existencia de muchos grupos satánicos “subterráneos” a través de varios reportes concernientes al “abuso ritual satánico”. Los niños comenzaron a contar historias horribles de haber sido abusados como parte de participaciones forzadas en rituales satánicos. A estas historias pronto se les unió historias de mujeres y de algunos hombres, mayormente en sus treintas, quienes contaron historias de haber sido abusados como niños y jóvenes, y después habían suprimido la experiencia hasta que las recordaron 20 años más tarde en sesiones con consejeros.

Estos dos tipos de reportajes produjeron mucha atención en la prensa, y un debate muy caliente entre psicólogos y una variedad de casos de la corte. Al final, poca substancia concernientes a las actividades satánicas emergieron, aunque se descubrió un foco de traumas infantiles en los reportes presentados.

2.4) Historia en Costa Rica de los grupos satánicos

En Costa Rica, la información que se ha manejado en la prensa sobre grupos satánicos ha sido poca.  De acuerdo, al periódico La Nación, en un reportaje llamado “Satánicos secuestraron a mujer”, recueperan fechas en que se reportaron casos que tenían que ver con este asunto.  De acuerdo al periódico (Moya; 1995):

·        El primer caso, sobre el que llaman la atención tiene fecha del 8 de setiembre de 1989, en donde el sacerdote Jorge Calvo, de la Iglesia Inmaculada,  denunció las operaciones de varias bandas satánicas.

·        El segundo caso, se presentó el 1 de junio de 1992, cuando unos 80 polícias, intervinieron en un concierto de rock que se realizó en el barrio Quesada Durán, donde habían aproximadamente 300 jóvenes con camisetas negras y con temas relacionados a la muerte. A estos jóvenes, se les acusó en ese momento de realizar cultos satánicos y además de actos que van en contra de la moral y la religión.

·        Luego, el sábado 26 de marzo de 1994, se encontró en la margen del río Virilla, en la localidad de Turrúcares en Alajuela, un cuerpo descompuesto con varios impactos de bala. Con respecto a este caso, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) no descartaba la posibilidad que esa muerte tuviera relación con un culto satánico, pues el cuerpo tenía dos tatuajes que son propios de estas agrupaciones.

·        En 1995, sale a la luz, el secuestro de una mujer por un grupo satánico, por represalía por haberse salido de dicho grupo.  Ella comentó en el reportaje, que cuando era parte del grupo había prescenciado un sacrificio de un bebé.

En 1999, otro reportaje sacó a la luz la existencia de estas agrupaciones (Vizcaíno; 1999: 10A).  Este artículo, comenta la detención de cuatro muchachos, de entre 15 y 20 años, por el delito de profanación de tumbas. Al parecer estos jóvenes, vecinos  de Alajuelita centro, Tejarcillos y Hatillo Seis, profanaron 108 tumbas, en el cementerio de Alajuelita, y utilizaron los cadáveres para que sirvieran como candelabros en ritos satánicos. Los detenidos se declararon seguidores del rock metálico y de una secta satánica donde ya tenían varios años. De acuerdo a una investigación de las autoridades de la zona, descubrieron que cuenta con por lo menos 30 miembros y que la mayor parte son de los barrios del sur.

En general, muchas personas no están muy informadas de la existencia o de la cantidad de estos grupos. Pero de acuerdo a la entrevista con la psicóloga Rita Cabezas, desde su punto de vista, en Costa Rica el satanismo va en aumento y en lugares como en California, EUA, el aumento es sorprendente.  Pero las personas no hablan porque la gente tiene miedo que le pongan algún tipo de maldición.

3) El exorcismo y la liberación: diversos puntos de vista

La práctica de sacar demonios es una actividad muy antigua.  Inclusive Jesús, realizó varios exorcismos y liberó a diversas personas que estaban dominadas por demonios (San Lucas 8: 26-36).  De tal manera, los exorcismos se ha documentado en desde los orígenes del cristianismo, aunque el oficio del exorcista como tal, nació a partir del siglo III d.C.

El exorcismo, es un término que lo usan los católicos cuando se refiernen a sacarle un demonio o varios demonios a una persona o a un territorio.  Pero es importante recalcar, que para los cristianos no católicos, el término que se emplea es el de “liberación”. La psicóloga Rita Cabezas, que es una evangélica y es especialista en liberaciones, diferencia entre la liberación de una persona y la liberación de un territorio (1996:35):

La liberación de una persona consiste de un enfrentamiento espiritual con los demonios que ejercen influencia sobre la persona con el fin de quebrantar su poder y obligarlos a retirarse.  La liberación de un territorios es lo mismo pero aplicado a una zona geográfica específica en lugar de una persona: un enfrentamiento espiritual con los demonios que controlan cierto territorio a fin de quebrantar su poder sobre él y obligarlos a retirarse de ahí.  ¿Para qué?  Para que el reino de Dios pueda establecerse en ese lugar y el evangelio pueda extenderse.

Las explicaciones que las personas suelen dar al caso de una persona que se crea poseída por un demonio, pueden ser múltiples. Se puede pensar que se está tratando: desde un caso de personalidad múltiple hasta la introducción de demonios o espíritus en el cuerpo de la persona.

3.1) La Iglesia Católica y los exorcismos

Actualmente, si una persona dice estar poseída por uno o varios demonios, la Iglesia Católica tiene que hacer un estudio completo de carácter psiquiátrico, médico y científico para comprobar lo que realmente le sucede a la persona.  En este sentido, la Iglesia Católica se ha vuelvo un poco escéptica.  Como lo dice el sacerdote Víctor Hugo Mungía (Jiménez, 2003: 8):

La Iglesia ha tenido que ser muy prudente porque en los años 1970 hubo una discusión muy grande entre especialistas sobre la existencia del demonio.  La Iglesia nunca se ha contradicho pero el teólogo alemán Herbert Haag informó que la fe cristiana no tenía necesidad de creer en el demonio, y luego realizó otro estudio con el que concluyó que el diablo no existe.

De tal forma, no todos los casos presentados a las autoridades de la Iglesia Católica, son considerados por ellos como auténticos. Es así como los casos de “verdadera” posesión son considerados como excepciones, y los otro casos tienen que ver con una gran cantidad de circunstancias especiales.  En pocas palabras, las posesiones son considerados, como casos inusuales. De hecho, para la Iglesia Católica (Jiménez, 2003: 8):

Los casos excepcionales constituyen un 10 por ciento de los casos totales, pues... hay varios niveles en los que una persona puede sufrir al demonio: desde el “influjo maligno”, sin llegar a tener al diablo en el interior (obsesión y vejación), hasta la infestación (posesión de animales o cosas) y la posesión (cuando el demonio se apodera de una persona).

Para que un sacerdote pueda hacer un exorcismo, además de los exámenes que tiene que pasar el “poseído”, el cura debe de ir con el permiso del obispo.  De otro modo, estaría haciendo el exorcismo sin el visto bueno de la Iglesia Católica.

3.1.1) Manifestaciones del poseído

Para saber si una persona está poseída, se debe ver en ella ciertas manifestaciones que son muy difíciles de explicar racionalmente. Algunos de estas manifestaciones que las personas generalmente tienden a asociar con este tipo de fenómeno son que la persona poseída tenga:

·        Una fuerza sobrehumana, inclusive si es un niño.

·        Que se produzca una alteración en la voz normal de la persona, con una voz ronca.

·        Que levite.

·        Que hable idiomas que nunca en su vida a practicado.

La Iglesia Católica, en 1999, sacó una versión actualizada de un manual para hacer exorcismos que data de 1614.  El texto lleva por título “Acerca de todo tipo de exorcismos y súplicas”, en el cual se explicitan algunos de los signos para discernir si una persona está poseída o no.  Entre los signos para identificar a una persona que posiblemente está poseída están (Jiménez, 2003: 8):

Hablar en idiomas desconocidos para la persona, saber hechos ocurridos a gran distancia y mostrar una fuerza física que no corresponde con la edad o condición física..., la aversión hacia Dios, la Virgen, los santos, la cruz y las imágenes sagradas.

3.1.2) Algunas explicaciones científicas

Algunas de estas manifestaciones se han tratado de explicar por medio de la ciencia, como por ejemplo el hablar en diversos idiomas, lo que se ha reconocido por la parapsicología como un fenómeno llamado glosolalia, que es cuando a (Jiménez, 2003: 9):  “...algunas personas les basta con haber oído un idioma una vez en su vida para que se les “graben” en su mente los diálogos escuchados”.

Además de esto, otros fenómenos se tienden a explicar  a través de la parapsicología por medio de un tipo de energía que se llama “telergía”, la cual sale del cuerpo y es transformada y dirigida por el inconsciente, y que produce fenómenos como (Jiménez, 2003: 9):

·        Tipología o raps: Son los golpes o ruidos sin causa aparente. A veces pueden llegar a sentirse fuertes “choques” contra las puertas o paredes de una casa.

·        Telecinecia o telekinesis: Diversos objetos (sillas, mesas, adornos) se mueven, se elevan por el aire, pasan cerca de las personas presentes. Algunos instrumentos musicales tocan aparentemente solos.

·        Levitación: Es la elevación por el aire del propio dotado. Se dice que el fenómeno es causado por la telergía que el propio dotado emite, la cual produce el levantamiento.

·        Aporte: El inconsciente “desmaterializa” cualquier objeto sólido o líquido, hace que atraviese obstáculos, como una pared, y aparezca de nuevo.

3.2) Las Iglesias cristinas no católicas y la liberación

Las iglesias cristianas no católicas, como se dijo, usan le término “liberación” y no “exorcismo” para referirse al hecho sobrenatural de sacar espíritus o demonios de las personas o de lugares.  Las posicisiones al respecto son muy variadas: hay quienes participan del movimiento llamado “guerra espiritual” y en el otro extremo hay personas que critican muy fuertemente esta forma de pensar.

3.2.1) El movimiento de guerra espiritual

De acuerdo a Oscar Alberto Arias (1998: 11), el movimiento de guerra espiritual tiene cuatro doctrinas que son importantes de resaltar.  Las cuales son:

1)      La transmisión de demonios por medio de objetos:

Ciertos objetos como los utilizados en prácticas de brujería o de ocultismo pueden servir para transmitir demonios. Además las liberaciones tendrán éxito una vez que la persona se deshaga de dichos objetos.

Para las personas de este movimiento muchos objetos puenden servir para estos propósitos, que van desde amuletos consagrados al demonio hasta imágenes de santos.  De hecho, de acuerdo a una cita sobre el libro de Ana Meléndez, mencionada en la tesis de Arias (1998: 13), dice que una señora De Tena da una lista de objetos que por estar contagiados con demonios y que por lo tanto pueden traer la maldición a la vida de las personas.  Entre ellos están:

Medallas e imágenes, rosarios, incienciarios, candelabros con imágenes. Objetos de la suerte, como elefantes con la trompa arriba, colas de conejo. El símbolo del Ying-Yang, fotografías con catedrales o imágenes idolátricas, objetos prehispánicos de dioses o sacerdotes, animales con ranas, iguanas, serpientes, murciélagos, buhos, juguetes caricaturescos como pitufos, gato Garfield, Batman, libros de ocultismo, fotografías de muertos, etc...

Como se puede observar, la lista de objetos que pueden transmitir demonios para muchas de estas personas que comulgan con el movimiento de guerra espiritual son muy variados.

Estos objetos, además, pueden traer maldiciones inclusive si la persona no está conciente de esta influencia.

2)    La transmisión de demonios por medio de maldiciones:

Esta transmisión se produce cuando una persona maldice  a otra, pues sus palabras pueden tener efectos negativos sobre la otra persona. Ahora bien, si las maldiciones son de parte de una influencia de poderes ocultos, el poder precisamente no viene de las poder de las palabras, sino del poder del diablo.

Según las enseñanzas de este movimiento las maldicione tienen efectos reales en las personas, efectos muy poderosos.  Como dice Arias (Idem: 16-17):

A través del lanzamiento de maldiciones y hechizos, los participantes del ocultismo atacan la vida de los cristianos, produciendo caídas en el pecado e inmoralidad sexual, enfermedades sin causa natural, confusión en la mente, insomnio, sueños sexuales repetidos con frecuencia, fatiga extrema y actitudes negativas inexplicables.

Para los miembros del movimiento de guerra espiritual saber si el problema se debe a una maldición o a una causa no sobrenatural se puede descubrir cuando luego de hacer la liberación se terminan los comportamientos antes mencionados.

3)    La transmisión de demonios por medio de entre generaciones:

De acuerdo con este pensamiento, los demonios se transmitirán de generación en generación, si alguien de la familia hizo algún  pacto con el demonio o frecuentó a brujas o cualquier otra persona que diera servicios que tiene que ver con prácticas ocultistas. Un ejemplo muy interesante de este tipo de pensamiento está en la tesis de Arias (Idem; 21), donde se cuenta sobre un pastor llamado Rene Peñalba quien es promotor de la guerra espiritual y que atribuía una maldición generacional a Tegucigalpa, Honduras:

Como ejemplo de una maldición que trajo problema generacional sobre una ciudad, Peñalba afirma que Tegucigalpa vive su problemática particular debido al pecado de adulterio del presidente que la fundó. Entonces el pecado de los que “forjan la historia” es el que también trae maldición sobre todas las generaciones subsecuentes.

Es importante redordar que este tipo de creencia que los demonios se transmiten de generación en generación, hasta que se rompa el hechizo, la basan bíbicamente en Éxodo 20:5.

4)    La transmisión de demonios por medio de espíritus territoriales:

Basados en este tipo de transmisión de demonios, los miembros de la guerra espiritual, hacen lo que ellos llaman un “mapeo o cartografía espiritual”.  Para este tipo de transmisión demoniaca se tiene el texto de San Marcos 5:10 como prueba bíblica.

3.2.2) ¿Quien necesita la liberación?

Para algunas personas que realizan liberaciones en las iglesias cristianas no católicas de movimiento de guerra espiritual, como Rita Cabezas, todas las personas necesitan de “liberación”, en alguna área y en algún momento de sus vidas; de tal manera estos espíritus malignos pueden tener diferentes grados de influencias sobre las personas: desde tener una influencia leve hasta una muy fuerte.

Para ella, los demonios entran de muy diversas formas, entre las que se destacan: por experiencias traumáticas, por maldiciones, por herencia, por pecado, por involucramiento en el ocultismo, por contaminación de los cinco sentidos a través de porografía o drogas, etc.

En el libro Desenmascarando, Rita Cabezas hace una larga lista por órden alfabético de espíritus que, como ella cree deben ser sacados de las personas a través de la liberación (1986: 109). Entre ellos se encuentra desde los celos hasta el homosexualismo.  Entre algunos de los espíritus malignos que Rita Cabezas proponen están:

·        Abandono

·        Adivinación

·        Agresividad

·        Avaricia

·        Burla

·        Celos

·        Culpa

·        Depresión

·        Duda

·        Homicidio

·        Homosexualismo

·        Idolatría

·        Insomnio

·        Ira

·        Locura

·        Odio

·        Robo

·        Sexo

·        Suicidio

·        Vicio

·        Violencia

Ella dice saber que estos son espíritus porque en las sesiones de liberación ella les pregunta a los espíritus sus nombres y estos son los nombres que los espíritus le dan. Pero es importante que además de esto, hay espíritus malignos que demonina como sordera, ceguera, asma, tos.  Sin embargo, también ella misma dice, que detrás de todos estos males o actitudes no siempre se encuentra un demonio (1986:14):

No me tomen a mal, no quiero que interpreten que afirmo  que detrás de todo síntoma hay uno o varios demonios.  Eso sería un error garrafal.  Pero si creo que se esconden tras muchos síntomas renuentes a desaparecer.

 

He encontrado que estos casos en los que la ciencia ha fracasado y ha sucumbido a la etiqueta de “incurable” o “deshausiado”, encuentran curación en Jesús.

 

3.2.3) ¿Quién puede sacar demonios?

 

En el movimiento de guerra espiritual, se enseña que una persona cristiana puede sacar demonios, pero antes debe de consultar a Dios a través de lo que ellos llaman profetas, quienes son aquellas personas que a través de un don especial que tienen se pueden comunicar con Dios. Según Rita Cabezas (1996: 7-8):

 

Un profeta es un cristiano dotado por el Espíritu Santo de dones especiales que lo capacitan para escuchar y ver el mundo espiritual. El profeta tiene un “paquete” de dones espirituales que le permiten irrumpir en el mundo espiritual en los momentos que Dios quiera que estos suceda y con el propósito que Dios desee lograr en ese momento específico. Sus dones constan de diversa maneras de recibir información concreta directamente del mundo espiritual: visión espiritual, oído espiritual, sueños, interpretación de sueños, lenguas, interpretación de lenguas, profecías, discernimiento de espíritus, sensaciones concretas en el cuerpo que comunican algo especial, etc.

 

Luego de pregunarle al profeta, y si este responde afirmarmativamente, se puede tener la confianza que Dios lo o la ha llamado a esa misión.  Pero es importante tener muy en cuenta lo que dice el profeta y seguir las instrucciones que Dios le de, através de éste.  Si no se siguen las instrucciones tal y como lo manda Dios, se puede caer en trampas muy peligrosas.

3.2.4) Entrevista con Rita Cabezas

Rita Cabezas es licenciada en psicología de la Universidad de Costa Rica.  Ella se dedican a hacer liberaciones, las cuales las empezó hace aproximadamente 20 años. Un poco antes de graduarse, ya ella hacía observaciones sobre este tipo de fenómenos.  Ella tiene un pequeño ministerio cristiano no católico de liberación, pues dice que el término “exorcismo” es un término católico, y que por lo tanto ella usa el término “liberación”.  Rita Cabezas fue entrevistada, para propósitos de esta investigación, el lunes 29 de setiembre del 2003.

Comenta que ha tratado a muchísimas personas, a lo largo de su vida profesional con este tipo de padecimientos.

Según su experiencia, en Costa Rica casi todas las personas tienen en su familia alguna relación con la brujería o la adivinación.  También hay muchos lugares que están pactados por un demonio y pasan muchas cosas malas.  Por ejemplo, contó un caso en el que a ella la llamaron hace aproximadamnete 10 años, para que fuera a una casa, porque en este lugar sucedían cosas muy extrañas como por ejemplo que los objetos se incendiaban de la nada y además las cosas se movían solas; al parecer todo empezó cuando las personas que vivían en la casa, un domingo después del culto, vieron una bola de fuego flotando por afuera de la ventana de la casa, luego de eso la bola se metió a la casa, y cayó en el suelo. Las siguientes veces que se quemaban las cosas ya no veían la bola de fuego, sino simplemente las cosas se incendiaban “de la nada”; según las versiones de la familia, todo empezó porque ellos tenían una vecina que era bruja, además que los hijos y el esposo de la bruja también tenían estas prácticas; según las versiones de la familia afectada, los vecinos fueron los que les echaron esa maldición.

Otro caso que contó, fue el de una familia cristiana no católica que vivía en Río Frío, la cual compró una finca.  En la casa de esa finca, las cosas volaban y muchas cosas se desaparecían y luego caían de la nada. Según Rita, ellos investigaron sobre la casa y descubrieron que a los dueños anteriores que no eran cristianos no les pasaba nada; entonces un día, a través de un profeta Dios le dijo a Rita, que debían ayunar por siete días.  Luego de esto, ellos ordenaron a los demonios que se fueran y ellos se fueron del lugar.

Ella en su ministerio cree en los profetas, y los profetas son aquellas personas que tienen un “canal”, que es como un teléfono por el que puede hablar Dios, o que también podría hablar un demonio o espíritu maligno.

Las personas que vienen a buscarla para que les saque demonios vienen por su voluntad, pues no acepta un caso si la persona no está dispuesta a que la “liberen”. Según su experiencia, no es muy común que llegue un caso donde la persona crea que tiene un demonio y lo que tiene es un transtorno psicológico de personalidad múltiple.  Pero lo que si es común es que los satanistas, disocien la personalidad de las personas, esto con el propósito de que las personas hagan lo que ellos quieren; de acuerdo con su testimonio a las mujeres las entrenan desde bebés para seducir, para robar, para prostituirse, pero ésta es una personalidad escondida, pues ellos la activan cuando se les dice alguna palabra específica o se les hace algún gesto. De esta manera, las personas no se dan cuenta de estas personalidades múltiples, y por esto, son usadas en contra de su voluntad.

Rita Cabezas dice que, en Costa Rica, el satanismo va en aumento y en lugares como en California, EUA, el aumento es sorprendente.  Pero las personas no hablan porque la gente tiene miedo que le pongan algún tipo de maldición.  Hay organizaciones en los Estados Unidos de América que recogen a los satanistas que tratan de salirse de estas actividades, pero son muy pocos.

Un demonio, para ella, es un espíritu maligno.  En el mundo espiritual, hay toda clase de espíritus; muchos de estos espíritus malos se meten en las personas.  De tal forma, un demonio no es un ángel, es otro tipo de espíritu, un espíritu menor.  Hay algunos de estos que tienen un nombre propio que son los de mayor jerarquía.  Los que no tienen nombre propio se identifican como:  espírtitu de la depresión, espíritu  de la envidia, espíritu de la soltería, etc.

Ella dice que los demonios pueden entrar en las personas de diferentes maneras, entre las cuales destaca:

1)      Por herencia: Si un familiar visitó a una bruja o hizo algún pacto demoníaco, la maldición puede pasar, como una cadena del padre o madre al hijo o hija y así sucesivamente hasta que se rompa la cadena.

2)    Por brujería: Si, por ejemplo, se consulta a una bruja y ésta le dice a la persona que se va a quedar soltera, la bruja le ha puesto a esa persona un espíritu de soltería, que se debe romper si la persona no quiere seguir atado a este espíritu.

3)    Por pecado:  Si las personas desobedecen la ley de Dios.

4)    Por trauma:  Si la persona sufre una violación sexual, a esta persona se le mete un espíritu maligno.

Para ella todas las personas necesitan de “liberación”, en alguna área y en algún momento de sus vidas.  Estos espíritus malignos pueden tener diferentes grados de influencias sobre las personas: desde tener una influencia leve hasta una muy fuerte. Además de las características antes mencionadas, ella aclara que las personas también pueden entrar al satanismo por curiosidad o muchos son metidos por engaños, por ejemplo cuenta la historia de una niña de 13 años, que vive en Naranjo y que en su iglesia se hizo amiga de una muchacha nueva que llegó y que después de conocerse la invitó a una fiesta.  Pero cuando estaba en la fiesta la niña se dio cuenta que, en realidad, la fiesta era un ritual satánico en donde vio como mataban a un bebé, y al ver esto le dijeron que ya no podía salirse; al tiempo, como las personas van subiendo de rango, le encargaron que debía llevar a un niño de dos ó tres años para sacrificarlo.

Habló de una línea de satanismo que es el vampirismo.  Este tipo de personas beben sangre de animales o de personas, muchos de ellos han aprendido a vivir solamente a base de sangre.  Si no tienen sangre, salen a matar.

Mencionó el caso de unas sesiones espiritistas que se llevaban a cabo hace 8 ó 10 años, en la Facultad de Música en la Universidad de Costa Rica; dice que ella se dio cuenta porque una vez le llegó a su consultorio una muchacha con un peso bajísimo, y ella le contó que en dicha facultad los profesores hacían reuniones ocultistas donde invocaban espíritus de los antiguos músicos famosos como Bethoven o Chopin, y que después de estas sesiones los estudiantes comenzaban a tocar muy bien, y por este motivo muchos de los muchachos se metían en esto.  Pero esta muchacha quiso, “pararse en la brecha” o sea detener lo que estaba pasando.  Luego que Rita le hizo la liberación, ella se curó.

Otro caso interesante fue el de un muchacho que solamente tenía una pierna y que hizo un pacto con Satanás para que se la devolviera; luego del pacto al muchacho le empezó a “crecer la pierna”; pero poco después apareció ahorcado.

También comentó el caso de una mujer (Ana Zaddy Barrantes) que trató de salirse de la secta, pero los satanistas no querían y la secuestraban constantemente para que ella regresara.  La secuestraban al principio uno ó dos días, hasta que llegó un momento en que la secuestraron por un mes y la llevaron a una secta satánica en Perú, donde trataron que ella regresara al satanismo, y como no pudieron trataron de matarla.  Pero no pudieron, pues en Costa Rica, el ministerio de Rita estaba rezando muy fuertemente por ella.  Después de que le profeta les dijo que debían orar y ayunar, la mujer fue liberada y devuelta a Costa Rica.

3.2.5) Críticas al movimiento de guerra espiritual

Como se puede notar, las afirmaciones del movimiento de guerra espiritual son muy contundentes y en muchas personas estas aseveraciones no son muy bien recibidas, pues para muchos este movimiento llena de demonios o espíritus malignos la realidad social y da explcaciones sobrenaturales a muchos de los fenómenos y experiencias cotidianas de  la vida de las personas.

Por ejemplo, en la tesis de Oscar Alberto Arias, él propone algunas de las conclusiones sobre el movimiento guerra espiritual, que también se podrían utilizar como críticas al mismo (1998: 29):

1)      Existe cierto apoyo bíblico para las enseñanzas del movimiento, pero la mayoría de las propuestas doctrinales surgen de la experiencia de sus exponentes, mayormente en el área de la liberación demoníaca.

2)    Las cuatro doctrinas mencionadas se prestan para interpretar que toda la realidad existente está infestada de demonios, dándole al mundo de las tinieblas un lugar demasiado importante en la vida y la experiencia humana.

3)    Aunque algunos autores del movimiento reconocen otras posibles causas para los problemas humanos, sus enseñanzas tienden a considerar lo demoníaco como fuente primaria de las enfermedades (físicas o emocionales), los accidentes, las dificultades económicas, etc.

4)    Los énfasis doctrinales del movimiento están dirigidos a definir la guerra espiritual principalmente como un enfrentamiento necesario y exitoso contra los espíritus demoníacos.

4) Conclusiones

El tema del satanismo y los exorcismos o liberaciones es un tema que es, a la vez, complejo y controversial.  Pues precisamente, por la amplitud y de las diversas perspectivas que existen sobre el mismo, las posiciones son y segurán siendo muy distintas.  Ni siquiera los cristianos, ya sean católicos, no católicos y entre los mismos católicos o entre los mismos cristianos no católicos, se han puesto de acuerdo en este tema.

Aunque hay muchos que niegan la existencia de seres sobrenaturales con poderes sobre las personas, los cristianos que sí creen en estos seres y sus manifestaciones pueden ponerse de acuerdo en al menos un punto:  El poder de Dios es y será siempre superior a los otros poderes malignos que pudieran existir.

Los que no creen en eventos sobrenaturales o en demonios y exorcismos, se pueden basar en los argumentos científicos, que se mencionaron anteriormente, para explicar estos fenómenos sobrenaturales.

De cualquier manera, hay que tener presente que a pesar de que se nieguen ciertos fenómenos, no se puede negar que los grupos satánicos son una realidad en nuestras sociedades. Tratar de evadir la realidad y cerrarlos ojos a la ella, no va a lograr solucionar ni este, ni ningún otro problema.  Lo importante es tener información básica y tratar de buscar posibles causas que nos expliquen este fenómeno que muchas veces es invisibilizado por nosotros por miedo o incredulidad. 

5) Bibliografía

5.1) Libros y artículos de períodico

Arias Durán, Oscar Alberto. Guerra Espiritual: Descripción y Evolución del Movimiento Contemporáneo. Tesis presentado para optar al título de Licenciatura en Teología, Seminario Teológico Centroamericano, Ciudad de Guatemala, Guatemala, 1998.

Cabezas, Rita. Desenmascarando. San José, Costa Rica:  Litografía López Tercero, 1986.

Cabezas, Rita. Conquistemos territorios. San José, Costa Rica:  Ministerios de Libertad, 1996.

Cabezas, Rita. Liberación de Ana Zaddy, rescatada del Satanismo: una entrevista y filmación de su Liberación (un video). San José, Costa Rica:  Ministerios de Libertad, sin fecha.

Catecismo de la Iglesia Católica, Librería Juan  Pablo II, Conferencia Episcopal Dominicana, República Dominicana, 1992.

Cerny, Randy.  Ritual Crime Investigation. California:  Department of Justice, Homicide Investigators Course, Central Valley Consultants, INC, 1990.

Jiménez, Yuri Lorena.  “Poseídos” en La Nación, Revista Dominical, 10 de agosto del 2003.

Melton, J. Gordon (editor). “Satanism” en Encyclopedia of Occultism and Parapsychology, Volúmen II.  Detroit, MI:  Gale Research, 1996.

Moya Chacón, Ronald.  “Satánicos secuestraron a mujer” en La Nación, 1995.

5.2) Artículos de Internet

Ferrari, Guiseppe. “Satanismo: una forma de ocultismo”, 1997: www.iveargentina.org/Foro_SAlfonso/articulos_ajenos/satanismo.htm

“Satanism” en: http://religion-cults.com/Occult/Satanism/Satanism.htm.

Salarrullana de Verda, Pilar.  “Las sectas satánicas” en: www.geocities.com/Athens/Agora/9184

5.3)  Entrevistas

Cabezas, Lic. Rita.  El lunes 29 de setiembre del 2003, en las oficinas de Ministerios de Liberación, San Ramón de Tres Ríos, Costa Rica (aproximadamente, cuatro horas).