RELIGIÓN EN COSTA RICA

 

 

La Iglesia Católica Romana es la religión dominante de Costa Rica y la religión oficial del Estado, pero el crecimiento del movimiento protestante ("los evangélicos") durante el siglo 20--especialmente desde los años 1960s--ha creado la situación actual de "pluralismo religioso".  Según una encuesta de opinión pública de la organización CID-Gallup en julio de 1999, la población católica era 74%, protestantes 16%, otras religiones 3%, y ninguna religión (o sin respuesta) 7%.  Véase el mapa de Costa Rica.

 

Llamado la "Suiza del Américas", Costa Rica se ubica en Centroamérica, entre Nicaragua al norte y Panamá al sur.  Este montañoso país tiene aproximadamente cuatro millones de habitantes (marzo de 2001), dos terceros de los cuales viven en el fértil Valle Central.

 

Costa Rica fue descubierto por Cristóbal Colón en 1502 durante su cuarto viaja a las Américas, cuando navegó de Honduras a Panamá y se ancló brevemente en la costa del Caribe cerca de la tierra que más tarde fue llamada "costa rica" debido a su vegetación tropical lujuriante.  Pero fue en la costa del Pacífico donde los primeros conquistadores españoles exploraron el territorio de Costa Rica:  Gáspar de Espinosa, acompañado por Hernán Ponce de León y Juan de Castañeda, en 1519; y Gil González Dávila en 1522.  Participando en la última expedición fue el sacerdote católico romano español, Diego de Agüero, quien era el primer extranjero religioso de visitar lo que hoy en día es Costa Rica y Nicaragua.  Después de explorar la Península de Nicoya (territorio en el noroeste de Costa Rica), los españoles establecieron una aldea temporal entre los indígenas Chorotegas, donde el sacerdote alegó que había convertido y bautizado aproximadamente a 6.000 personas--aunque ninguno de los españoles ni de los Chorotegas entendió el idioma del otro.  Se construyó la primera iglesia católica romana en Costa Rica en 1544 en el pueblo de Nicoya durante la administración del primer gobernador, Diego Gutiérrez.

 

Además de los Chorotegas, Costa Rica fue habitado por varios otros grupos ethnolingüísticos:  los Huétares en el Valle Central y en la costa del Caribe, y los Borucas en la región sur a lo largo de la costa del Pacífico.  Aunque los historiadores discrepan el tamaño de la población indígena en Costa Rica al principio de la Conquista española, algunos archivos tempranos (1569) indican que había probablemente no más de 30.000 habladores Chibchan en 1502.  Muchos de los indios más tarde murieron de enfermedades o de guerras a los manos de los españoles, que resultaron en una declinación radical en la población total.  En 1611 la población entera de Costa Rica era de unos 15,000, incluyendo indios, españoles y mestizos.  Hoy, los descendentes de estas tribus animistas son aproximadamente 40.000, que incluyen los Cabécares, Bribrís, Guaymíes, Borucas, Téribes, Guatusos y Huétares.

 

Durante la Colonia Española la Iglesia Católica Romana fue establecida en todo el territorio nacional, con la sede espiritual de la Iglesia en la ciudad de Cartago, pero no fue hasta 1926 que la Basílica de Nuestra Señora de Los Ángeles llegó a ser la Santa Patrona de Costa Rica.  En 1999 la Provincia Eclesiástica de Costa Rica estaba dividida en siete jurisdicciones con 236 parroquias, 515 sacerdotes seculares (diocesanos) y 196 sacerdotes religiosos (miembros de órdenes religiosas), por un total de 711 "pastores" católicos.  También, hay más de 30 órdenes religiosas femeninas en Costa Rica. En 1986 había 22 sacerdotes foráneos en la Arquidiócesis de San José de los siguientes países:  España (5), Cuba (4), El Salvador (4), Nicaragua (3), uno de cada uno de Guatemala, Checoslovaquia, Holanda, China y Colombia.  Hoy en día la Provincia Eclesiástica de Costa Rica está compuesta de las siguientes regiones:

 

n      Arquidiócesis de San José (diócesis en 1850, arquidiócesis en 1921); Mons. Román Arrieta Villalobos (128 parroquias).

n      Diócesis de Alajuela (1921):  Mons. José Rafael Barquero Arce (31 parroquias).

n      Diócesis de San Isidro de El General (1955):  Mons. Ignacio Trejos Picado (22 parroquias).

n      Diócesis de Tilarán (1961):  Mons. Héctor Morera Vega (23 parroquias).

n      Diócesis de Limón (Vicariato Apostólico, 1921; diócesis, 1994):  Mons. José Francisco Ulloa Rojas (23 parroquias).

n      Diócesis de Ciudad Quesada (1995):  Mons. Angel Sancasimiro Fernández (16 parroquias).

n      Diócesis de Puntarenas (1998):  Mons. Hugo Barrantes Ureña (16 parroquias).

 

Los primeros esfuerzos de misioneros protestantes en Costa Rica ocurrieron en los 1880s entre los Antillanos de habla inglés, quienes vinieron de las Antillas Británicas del Caribe para trabajar en la construcción de un ferrocarril (1870-1890) entre la ciudad capital de San José en el Valle Central y Puerto Limón en la costa del Caribe.  Después, muchos de estos obreros se quedaron en la costa del Caribe para trabajar en el mantenimiento del ferrocarril, en agricultura (plantaciones de banano y cacao, en la pesca y en otros esfuerzos; y trajeron sus propios sistemas de creencia con ellos:  Myalism (una adaptación africana al cristianismo), Obeah (brujería), y la religión protestante.  La Sociedad Misionera Bautista de Jamaica envió su primero obrero a Costa Rica en 1887, los Metodistas Wesleyanas en 1894, los Anglicanos en 1896, los Adventistas del Séptimo Día en 1903 y el Ejército de Salvación en 1907.

 

Se celebraron los primeros servicios del culto protestante en San José en los años 1840 entre los extranjeros de habla inglés, principalmente norteamericanos y ciudadanos británicos y alemanes.  Se construyó la primera capilla protestante, Iglesia del Buen Pastor, en San José en 1865 para servir a la comunidad extranjera.  Aunque fue fundada como una iglesia no denominacional en 1896, esta iglesia llegó a ser parte de la comunión anglicana.

 

Las actividades de la Sociedad Bíblica Británica y Foránea desde 1845 y de la Sociedad Bíblica Americana (1890s) en San José y otras ciudades principales ayudaron a promover la lectura de la Biblia entre los costarricenses y a fortalecer la firmeza de los primeros protestantes de mantener su fe en un ambiente de intolerancia religiosa creado por los católicos romanos.

 

La primera agencia misionera protestante (tipo no denominacional) que trabajó en el Valle Central de Costa Rica era la Misión Centroamericana (MCA), fundada en Dallas, Texas, por Dr. C. I. Scofield y tres amigos para "hacer algo por la introducción del Evangelio en Centroamérica" (The Central American Bulletin, Vol. 1, No. 1, 1891).  La primera pareja de misioneros de la MCA era el Rev. William McConnell y su señora, quienes llegaron a Puerto Limón el 24 de febrero de 1891, y se ubicaron en San José con "una visión de evangelizar a las 280.000 almas de la nación".  Este trabajo progresó muy despacio y con gran dificultad.

 

Para el año 1950 por lo menos 15 agencias misioneras protestantes habían empezado su obra en Costa Rica, incluso las que se mencionaron previamente.  Cinco sociedades misioneras concentraron su ministerio entre los Antillanos en la costa del Caribe, y las otras sociedades dedicaron sus esfuerzos en la población de hispano hablantes, principalmente en el Valle Central.  La Iglesia Metodista Episcopal llegó en 1917, seguido por misioneros pentecostales independientes en 1918 (trabajo ahora bajo la supervisión de la Iglesia Santidad Pentecostal), la "Latin American Evanglization Crusade" (ahora llamado la Misión Latinoamericana, MLA, fundada por el Sr. Harry Strachan y su señora, presbiterianos escoceses) en 1921, la Iglesia de Dios (Anderson, IN) en 1939, la Iglesia de Dios (Cleveland, TN) también en 1939, los Bautistas del Sur en 1943, las Asambleas de Dios en 1944, la Iglesia de Dios Pentecostal (de Puerto Rico) en 1945, y la Asociación Bautista Americana en 1946.  

 

Entre 1950 y 1985, por lo menos 28 agencias misioneras protestantes adicionales comenzaron su obra en Costa Rica, y numerosas iglesias locales nacieron como resultado de la nacionalización de esfuerzos misioneros, como una reacción a la dominación misionera, o como el resultado de esfuerzos independientes.

 

Un estudio reciente sobre las iglesias protestantes en Costa Rica (realizado por PROLADES en 2000-2001) revela por lo menos 230 asociaciones de iglesias con 2.779 congregaciones locales distribuidas así:  no pentecostales (752 o 27%), pentecostales (1,769 o 63,7%) y no clasificadas (258 o 9,3%).  Hay por lo menos unos 3.000 pastores evangélicos en Costa Rica y más de 220 agencias evangélicas de servicio.  La membresía total (mayores de 15 años de edad) de las iglesias protestantes se estimó en 283.356 y la población protestante total de Costa Rica en 600.000 a 700.000 en marzo del 2001, o entre 16% y 18% de la población nacional.  Las 13 denominaciones más grandes en número de miembros son:  las Asambleas de Dios (46.900), Iglesia Adventista del Séptimo Día (31.350), Iglesia de Dios del Evangelio Completo (19.000), Misión Cristiana La Rosa de Sarón (15.000), Iglesia Santidad Pentecostal (8.770), Iglesia Evangélica Cuadrangular (5.940), Asociación de Iglesias Evangélicas Centroamericanas (5.925), Iglesia Cristiana Pentecostal del Movimiento Misionero Mundial (5.000), Iglesia Metodista de Costa Rica (5.000), Concilio Iglesia Evangélica Nacional (4.768), Asociación Cristiana Manantial de Vida (4.200), Asociación Misiones Transmundiales de Costa Rica (4.000) y Iglesia de Dios Pentecostal (4.000).   Estas denominaciones tienen más del 60% de las congregaciones locales y de la totalidad de miembros evangélicos al nivel nacional.  El tamaño promedio de las congregaciones evangélicas del país es de 102 miembros por iglesia.

 

La Federación Alianza Evangélica Costarricense (FAEC), fundada en 1949, es una asociación fraternal de tipo ecuménica entre las iglesias y agencias de servicio evangélicas del país, y está compuesta por más de 140 organizaciones.  La FAEC es miembro del Consejo Evangélico Latinoamericano (CONELA) y la Confraternidad Evangélica Mundial (WEF, World Evangelical Fellowship).

 

Aproximadamente tres por ciento de la población son de "otras religiones", que en el contexto de Costa Rica incluye "grupos cristianos marginales" (como los Testigos de Jehová, los Mormones, Unidad, la Congregación Mita, la Voz de la Piedra Angular, Iglesia la Luz del Mundo, los Cristadelfianos, Iglesia Dios es Amor, Iglesia Universal del Reino de Dios, etc.) y "religiones no cristianos" (aproximadamente 80 grupos distintos), incluso: religiones animistas entre los indígenas (7), Baha'i (3), Judaísmo (3), Islam (2), Budismo (5), Hinduismo (por lo menos 25 grupos), religiones chinas (10), Sabiduría Antigua (6) y grupos Psíquicos y de la Nueva Era (aproximadamente 15).  Además, entre los Antillanos todavía se practican algo de Obeah (brujería) y Myalism (una religión sincrética africano-cristiana).

 

También, el 7-10% de la población nacional se declara "sin religión" o no contestaron la pregunta sobre ¿"Cuál es su religión"? en las encuestas de CID-Gallup y de otras organizaciones.  Esto significa, en un país denominado "católico", que muchas personas han abandonado a la Iglesia Católica Romana desde los años 1960s porque hoy en día alrededor del 30% de la población no son católicos, según las últimas encuestas de opinión pública.  Este proceso de abandonar la fe tradicional se llama el secularismo y va en aumento día tras día porque mucha gente ya no tiene confianza en las instituciones religiosas tradicionales, sean estos católicas o protestantes (véase los estudios de Jorge Gómez y Jean-Pierre Bastián).

 

Según una encuesta de opinión pública realizado por IDESPO en marzo del 2001, un instituto de investigación de la Universidad Nacional, aproximadamente 8% de la población del Gran Área Metropolitana de San José (de un millón de habitantes) había cambiado su religión entre 1995 y 2001: un decrecimiento en el número de católicos y un crecimiento en el número de evangélicos y de los "sin religión".  Según esta encuesta, el 70,3% eran católicos, 18,7% "otras religiones" (incluyendo a los evangélicos) y 10,8% "ninguna religión". 

 

La población total de Costa Rica (estimado en 3,810,170 en junio del 2000) está compuesta de los siguientes grupos étnicos:  costarricenses de habla español, 77.7%; nicaragüenses de habla español, 13.8%; otros latinoamericanos que hablan español (gente de Centro y Sudamérica y cubanos y puertorriqueños), 2.8%; indígenas, 1.1%; asiáticos (chinos, coreanos y japoneses) 1.0%; afro-caribeños (de habla inglés), 2.0%; caucásicos (EUA, canadienses, europeos, árabes y judíos), 2.0%.  La tasa de alfabetización es de 93%.

 

Dr. Clifton L. Holland

 

FUENTES

 

Bastian, Jean-Pierre, La Mutación Religiosa de América Latina:  para una sociología del cambio social en la modernidad periférica (México:  Fondo de Cultura Económica, 1997).

 

Biesanz, Mavis Hiltunen, et al, Los Costarricenses (San José:  UNED, 1979).

 

Blanco Segura, Ricardo, Historia Eclesiástica de Costa Rica, 1502-1850 (San José:  UNED, 1983).

 

Conferencia Episcopal de Costa Rica en el Internet:  www.mundilink.com/cecor/

 

De la Cruz de Lemos, Vladimir (editor), Historia General de Costa Rica (San José:  Euroamericana de Ediciones Costa Rica, 1989).

 

Gómez, Jorge, El Crecimiento y la Deserción en la Iglesia Evangélica Costarricense (San José:  Publicaciones IINDEF, 1977).

 

Holland, Clifton L., Directorio de Denominaciones y Asociaciones de Iglesias del Movimiento protestante en Costa Rica, marzo del 2001 (San José:  PROLADES, 2001)

 

Holland, Clifton L., Directorio de Grupos Religiosos en Costa Rica, 2001 (San José:  PROLADES, 2001).

 

Holland, Clifton L., "Religión en Costa Rica" en Religions of the World:  A Comprehensive Encyclopedia of Beliefs and Practices (Santa Bárbara, CA:  ABC-Clio, 2002).

 

Holland, Clifton L., Un Análisis del Movimiento Protestante en Costa Rica, marzo del 2001 (San José:  PROLADES, 2001).

 

IDESPO, La Población Costarricense del Gran Area Metropolitana Frente a sus valoraciones sobre la religión, la política y los riesgos naturales (Heredia:  IDESPO, 2001).

 

Jiménez, Karol, "Baja escolaridad afecta catolicismo" en La República, 27 de julio del 1999, página 4ª (los resultados de la encuesta de CID-Gallup No. 79 en julio del 1999).

 

Nelson, Wilton, Historia del Protestantismo en Costa Rica (San José:  Publicaciones IINDEF, 1983).

 

Nuñez Picado, Dagoberto, Tesis de Licenciatura, 1987, Universidad Nacional de Heredia (página 72).

 

Quesada, Juan Rafael y Magda Zabala (compiladores), 500 Años:  ¿Holocausto o descubri-miento? (San José:  EDUCA, 1991).